Lección – En trading solo importa el momento presente

En la sesión de este martes 8 de octubre solo he tomado un trade que terminó ligeramente por encima de breakeven, pero en el que me dejé cerca de 50 puntos sobre la mesa. A priori puede parecer que no ha sido una buena sesión (en base a la oportunidad mal aprovechada). Sin embargo yo estoy contento. Estas son mis razones:

  • El principal objetivo de cada sesión es sobrevivir para operar otro día más. Y hoy lo he hecho.
  • Me llevo una lección muy valiosa sobre la que hablaré a continuación.

Repasemos la operación

Pongo un poco de contexto: Sesión del 8 de octubre de 2019, alrededor de las 11:40; Mercado CFD LMAX sobre el Futuro del Mini Dax.

Para situarnos echemos primero un vistazo al Higher Timeframe (30 minutos):

Marco temporal superior (30 minutos) de la sesión de trading de 08/10/2019
Gráfico de 30 minutos – 08/10/2019

Y este es el momento en el que entro en la operación:

Marco temporal de trading (3 minutos). Momento de tomar la operación
Gráfico de 3 minutos – Momento de tomar el trade

Se trata de una de esas secuencias, que si se da, debo operarla: el sentimiento global es muy bajista, tendencia bajista bastante fluida y direccional, tras formarse una pequeña zona de consolidación se retoma la tendencia con fuerza y hace un pullback que se va debilitando según se aproxima a la zona superada. Tras la primera señal de presión vendedora volviendo a la carga entro con orden limitada.

Aclarar que hace tiempo que opero con dos partes de la siguiente forma:

  • La entrada y el stop inicial de ambas partes va en el mismo sitio.
  • Para la primera parte busco un objetivo conservador en Riesgo + 1 punto (el punto extra es para pagar la comisión), la gestiono de forma agresiva, ciñendo stop a breakeven tan pronto como pueda.
  • Para la segunda parte busco un objetivo más ambicioso, normalmente el siguiente nivel de soporte/resistencia o simplemente dejo correr la posición con un trailing stop si dicho nivel está muy alejado. Además, en esta parte le intento dejar más aire el precio cuando ciño los stops.
  • La idea es conseguir una operación gratis cuanto antes con el objetivo conservador de la primera parte e intentar maximizar el beneficio con una segunda parte más ambiciosa.

Y así fue como se movió el precio tras mi entrada:

Marco temporal de trading (3 minutos). Desenlace de la operación.
Gráfico de 3 minutos – Desenlace

Le costó bastante arrancar. Al poco de caer empezó a entrar demanda, pero no se sostuvo mucho tiempo y terminó cayendo con fuerza hasta donde había colocado mi segundo objetivo.

Entonces, ¿cuál fue el problema?

Marco temporal de trading (3 minutos). Mi gestión.
Gráfico de 3 minutos – Mi gestión

La gestión de la primera parte fue de manual según mi plan de trading. El precio se movió rápido a mi favor, pero se frenó justo antes de tocar mi objetivo1, momento en el que, siguiendo mi plan, ceñí stop a breakeven. La siguiente vela me tocó dicho stop.

Me quedaba solo con la segunda parte. Empecé gestionando bien, ciñendo stop tras cada vela, dejando un poco de aire al precio. Pero tras estancarse tres velas y hacer una cuarta con bastante mecha inferior, empecé a pensar que llevaba dos sesiones consecutivas terminando con pequeñas pérdidas y varias operaciones perdedoras seguidas (pérdidas muy pequeñas), así que quise asegurarme no terminar en negativo por tercera sesión consecutiva y ceñí stop de la parte2 en breakeven + 1 punto.

Como no podía ser de otra forma (los mercados son entes expertos en llevarte al límite), el precio toco mi stop por un solo punto, me quedé fuera y luego cayó como un plomo hasta el que era mi objetivo de la segunda parte.

En resumen, me dejé llevar por mi sentimiento de miedo a perder y el mercado me lo hizo pagar. De todos modos creo que tuve suerte, hubiese sido mucho peor que el precio hubiese seguido subiendo tras tocar mi stop ceñido, ya que me habría sentido aliviado por haber cortado la pérdida pronto y habría reforzado un mal aprendizaje.

Lecciones aprendidas

Como decía al principio, me llevo un par de valiosas lecciones de esta operación:

  • Tener en cuenta siempre que el resultado de una operación concreta no importa en absoluto. También para la gestión. Lo que haya pasado antes no importa en absoluto y no me debe distraer ni un ápice del momento presente. Da igual si estoy en una racha ganadora o perdedora, debo centrarme en operar lo que el mercado esté ofreciendo en el momento presente.
  • Si siento alguna emoción negativa, lo que tengo que hacer es identificarla, ser consciente de que está ahí, anotarlo. No pasa nada por tener emociones negativas (por ejemplo, miedo a terminar la sesión en pérdidas), pero debo ser capaz de identificar la emoción a tiempo y no dejar que me afecte en mi toma de decisiones. (Muy fácil de decir, pero no tanto de hacer).

Conclusión

El desarrollo de cualquier habilidad, y más una tan complicada como el trading intradía, va precisamente de cometer errores, revisarlos, aprender de ellos y volver a empezar.

Seguramente vuelva a cometer muchos más errores de este tipo, pero de momento no me preocupa demasiado. No es una situación muy frecuente, pero sí es algo importante e interesante que quería compartir contigo.

En definitiva, estoy contento: sesión revisada, lección aprendida, paso página y a por la siguiente!

Buen trading.
Sergio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *