Truco en skate

En trading no importa lo que sabes, solo lo que haces

Hoy quiero hablarte sobre un aspecto psicológico de mi trading en el que vengo trabajando desde hace tiempo, no solo en el daytrading, sino también en mi anterior etapa operando acciones a corto plazo.

Desde siempre (y supongo que también le pase a la mayoría de las personas), he tenido instalada la creencia de que el progreso en cualquier disciplina llega a base «saber más», de estudiar más para adquirir más conocimiento. Y por conocimiento me refiero al conocimiento consciente, aquel que se puede expresar más o menos fácilmente con palabras.

Aplicándolo al trading, creo que como novato me ha pasado un poco lo mismo: pensar que mi falta de resultados y que mi falta de consistencia se va a solucionar estudiando un poco más, leyendo otro libro o aprendiendo un nuevo método. Sin embargo, la mayoría de las veces se da la situación contraria, cuántas más cosas estudio, más sistemas, setups, indicadores, etc. aprendo, peores resultados obtengo.

Aunque siempre lo tuve en mente, empecé a darle más importancia a esta idea hace unos meses cuando, estando totalmente volcado en el trading y dedicando muchísimas horas diarias a estudiar, mis resultados no hacían más que empeorar. Fue entonces cuando decidí parar unas semanas y replantearme la situación (Retirada táctica), lo que me ayudó a ver que más estudio y más conocimiento no implica mejor desempeño en el trading (ni en casi ninguna otra disciplina).

Enseguida me dí cuenta del problema: la idea de que «más conocimientos traen mejores resultados» falla en su base, ya que quita el foco de mí persona para ponerlo en el exterior (no gano porque me falta saber algo nuevo, etc.).

En mi opinión, tanto en el trading como en casi todos los aspectos de la vida, lo que importa es lo que hacemos día a día, no lo que sabemos. Pongo ejemplos:

  • Puedo ser médico y saber mucho sobre las consecuencias negativas del azúcar para la salud, pero aún así darle casi todos los días a mis hijos Colacao con galletas para desayunar.
  • Y puedo conocer perfectamente qué movimientos y estructuras del precio me favorecen y cómo operarlas, pero aún así tomar casi cada día malos trades precipitados en estructuras que no están claras o no me favorecen.

Es decir, los resultados que obtenemos en cualquier ámbito no son consecuencia de nuestros conocimientos, sino de nuestras acciones y nuestros hábitos. Y más aún cuando hablamos de la adquisición de habilidades (el trading es en esencia una habilidad, como tocar la guitarra o hacer skate).

¿Quiero decir con esto que no es necesario adquirir conocimientos? Para nada. El conocimiento es importante, de hecho es condición necesaria tener un mínimo de conocimiento, pero solo con eso no basta. Cada día estoy más convencido de que lo que importa, lo que marca la diferencia, es el modo en el que hacemos uso día a día de este conocimiento.

Aunque no tengo ningún dato al respecto, pienso que obtendrá muchos mejores resultados un trader que solo conozca un modo de entrar al mercado, pero que sea capaz de ponerlo en práctica día a día, con disciplina, sin dudas, y sin salirse de su guión, que otro que conozca cientos de setups e indicadores técnicos, pero que no sea capaz de ejecutar un plan claro de forma consistente.

Por tanto, mi trabajo como trader, una vez adquirida una base de conocimiento sólida, es desarrollar los procedimientos y rutinas que me ayuden a poner este conocimiento en práctica de la mejor forma posible. Estos procedimientos deben contemplar también la aparición de dificultades, o de lo contrario estaré cayendo de nuevo en la tentación de buscar otro método, otro indicador, etc., en definitiva volver al principio.

Resumiendo: he de poner el foco en mis hábitos diarios, ya que creo que tanto en el trading como en la vida, lo que marca los resultados son nuestras acciones, no nuestro conocimiento.

Buen trading.
Sergio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *